Cuidados y Mantenimiento de la flauta dulce

Las flautas de pico, como cualquier otro instrumento musical requiere sus cuidados. La simpleza del instrumento nos puede engañar y creer que basta tocar, guardar y punto, cual si fuera un bonito adorno.

Los instrumentos de viento tienen contacto con los dedos, las manos, la boca, los labios y por ende, de la humedad, suciedad y contacto químico. Es importante mantener la flauta dulce a buen recaudo del frío o el calor, de la permanente humedad, de la contaminación y de los efectos químicos.

  • Antes de tocar el instrumento, debes calentarlo. Las flautas dulces de madera requieren esto con mayor énfasis debido a que, el aire caliente al tocar la madera fría puede producir rajaduras y con el tiempo, cierta deformación. Además, calentar el instrumento ayuda a paliar el efecto de la condensación, tanto en flautas de madera como de resina. Puedes calentarla con las manos o manteniendo la flauta cerca del cuerpo. En climas fríos, el calentamiento del instrumento se hace siempre necesario.

  • La flauta no debe estar expuesta a la luz directa del sol. Si estás tocando al aire libre en un día de sol radiante, debes evitar que el contacto sea prolongado. Guardarla a buen recaudo y a temperatura ambiente.

  • No debemos tocar nunca la flauta dulce después de comer, sin habernos lavado los dientes. Pequeñas partículas de alimento pueden dispararse e ir tapando el canal de la flauta. Si estos residuos se acumulan y endurecen, el sonido se verá afectado.

  • No uses lápiz ni brillos labiales al tocar la flauta. Esto con el tiempo manchará irremediablemente la embocadura, además de quedar como depósito de microorganismos que puede tener un efecto químico importante.

  • Las manos deben estar limpias, sin grasa, ni suciedad al tocar el instrumento. Las uñas deben estar recortadas. Esta es una buena práctica, sobre todo con el orificio portavoz que manipula el pulgar izquierdo, el cual requiere tapar casi el total del agujero usando la uña recortada para las notas agudas. Caso contrario, tendremos problemas al emitir claros y buenos agudos.

  • El efecto de la condensación es más notorio en las flautas de resina que en las de madera, pero sigue siendo un problema en todo instrumento de viento. El exceso del agua debe ser eliminado, separando la cabeza, tapando el orificio con la mano y soplando.

  • Secar el instrumento al terminar de tocar. Desmonta la flauta en sus partes y utiliza la varilla con un paño suave que no deje pelusa para recoger el máximo de humedad posible y luego deja secar completamente a temperatura ambiente.

  • En las flautas de resina/plástico, es recomendable cada cierto tiempo usar agua y detergente para eliminar la suciedad, sobre todo la que se acumula por dentro. Limpiar con mucho cuidado la embocadura y el canal. Ojo. Este procedimiento de lavado con agua y detergente NO se debe hacer nunca con flautas de madera.

  • Utilizar periódicamente la grasa que vino con el instrumento para unir las partes de la flauta. Esto disminuye la fricción de las junturas si es que están muy duras, alargando la vida del instrumento. También se puede usar vaselina que venden en las farmacias.

Para las flautas de madera

Estas deben tener un cuidado especial, por ser la madera un material vivo que es más sensible a la humedad, temperatura, contaminación y efectos químicos.

En estas flautas, el evitar guardarlas con humedad, es un cuidado que se debe redoblar. Siempre debes secar tu flauta, quitando todo exceso de humedad con un paño seco y limpio.

Las flautas nuevas deben acostumbrarse a la humedad y al cambio de temperatura en forma progresiva. Para ablandar una flauta nueva, los luthiers recomiendan tocar todos los días por no más de 5 minutos la primera semana, 10 la segunda, 15 en la tercera y así sucesivamente hasta llegar al uso pleno de una hora. Al inicio, evitar tocar notas agudas, probar con las notas de la región baja y media e ir subiendo paulatinamente.

Este proceso de ablandar el instrumento se debe aplicar también a flautas guardadas que dejaron de tocarse hace tiempo.